La primavera el sexo altera…

102. la promavera el sexo alteraPues no se van a creer lo que les voy a contar. Recuerdo a Eckman proporcionándonos una máxima sobre la mentira: Cuándo lo que te están contando te parece extraño e inverosímil, suele ser verdad; pero cuando lo que te están contando puede parecerte real y con sentido, suele ser mentira.

Pues bien, aquí va mi inverosímil pero real anécdota. El pasado domingo me desperté temprano y salí a correr a la montaña mientras en casa todos dormían. El caso es que empecé a correr y correr y correr y sin darme cuenta atravesé el Cadí por el Coll del Pendís y fui a parar al refugi Sant Jordi. Allí encontré unas indicaciones para subir al Moixeró por la cara sur, lo que me suponía un ahorro importante de tiempo para poder volver a Riu, el lugar donde había dejado el coche.

Bueno, el caso es que al tomar el ‘supuesto’ camino del Moixeró me encontré con una pareja en pleno calentón primaveral. ¡Pero no se crean que eran adolescentes, no! No los miré con detalle ya que pasé más apuro yo que ellos, pero vamos, que los cincuenta años los tenían. Miré hacia otro lado y seguí corriendo mientras sonreía para mi mismo. No es que haya una edad más adecuada que otra para los calentones primaverales en plena naturaleza, pero lo cierto es que las hormonas descontroladas de la adolescencia y primera juventud suelen ser las causantes de este tipo de escenas.

Carta a cualquier mujer

mujerQuerida Núria te veo dormir plácidamente y esbozo una sonrisa. Qué extraña cualidad tienes que puedes darme paz con tan solo mirarte. Querida mujer, querida cualquier mujer, duermes en reposo y eres capaz de generar mil emociones con solo mirarte. Más de una vez he manifestado mi admiración por ti, mi admiración por la mujer que eres y por los millones de mujeres a las que representas. Te miro y veo a una mujer que ha luchado toda su vida. Una mujer que ahora descansa pero que no ha parado ni un solo minuto de luchar y de demostrar su valía. Sí, la mujer parte de más abajo, de más atrás, con más lastre y con peores condiciones. Injusto pero real.

Querida mujer, tu no has vivido; tu has tenido que luchar la vida contra estigmas, miedos y estereotipos. Eres fuerte, eres un compendio de virtudes y eso puede provocar que algunos hombres, muchos hombres, se sientan inseguros y temerosos al verse reflejados en ti. Hombres que intentarán taparte, lastrarte, culpabilizarte y provocarte inseguridad.

Tienes una conversación pendiente. Fortaleza emociona aplicada.

¿Cuántas veces has evitado afrontar un tema con tu pareja, tu jefe o tus hijos? Una conversación en el momento justo puede ayudarte a vivir más feliz. Comunicarse, hablar, es bueno para el corazón y para las relaciones sociales. Continuamente tenemos que estar negociando, fijando límites o expresando nuestras necesidades; así que analiza el motivo por el que tienes esa conversación pendiente y afróntala.
Sé que es difícil, pero no te preocupes, en este vídeo te proporciono algunas claves para que puedas afrontar esa conversación pendiente

No luches por quien no te quiere

no luchesEsta semana he tenido dos inputs relacionados con mujeres que querían volver con su ex-pareja, a pesar de no las querían, ni las respetaban ni les importaban.

Una era una joven muy joven, la otra una persona pública ex-pareja de otra persona pública. La primera de las protagonistas pase por inexperta y romántica, pero la segunda… Pues la segunda, de la misma manera que muchas personas, además de no quererse lo suficiente, está confundiendo lo posible con lo probable.

¿Pero qué estáis haciendo? No confundáis el deseo con la realidad. La teoría no siempre se cumple en el mundo real. Lo que podría pasar no se corresponde con lo que en realidad va a pasar.

Sexo tóxico

57. sexo toxico– ¿Te puedes creer lo que me preguntó mi marido el otro día?
– ¿Qué te preguntó?
– ¿Te importa si te doy un par de azotes en el culo?”

Fui testimonio de esta conversación, real como la vida misma, hace un par de años, en pleno apogeo del éxito editorial de las ’50 sombras de Grey’. Esta conversación ocurrió entre los padres de los niños de una misma clase durante una fiesta de cumpleaños de uno de los niños; padres que se conocían desde hacía apenas unos meses.

He de reconocerle dos méritos a E. L. James. El primero de ellos es el de despertar el interés por la lectura en numerosas personas que no suelen hacerlo. El segundo de ellos es el de dotar de una excusa para hablar del sexo a millones de parejas en todo el mundo. Gracias a las perversiones del Sr. Grey, se puede hablar abiertamente del sexo, lo cual es bueno ya que permite a las parejas mejorar su ‘performance’ en cuestión.

Ahora bien, a parte de los mencionados méritos, creo que la trilogía de James, está haciendo un flaco favor a millones de personas con baja autoestima, inseguridad, inexperiencia en asuntos de pareja y otras casuística relacionadas con la sumisión y la dominancia.

Cómo disfrutar de San Valentín con pareja o sin

Comparto un fragmento de una colaboración con el VidaCaixablog sobre cómo disfrutar de San Valentin.

Cómo disfrutar de San Valentín con pareja o sinEl psicólogo Tomás Navarro, autor de Fortaleza emocional, coincide con la idea de que la vida en pareja aporta muchos beneficios: “Somos animales sociales y las exigencias de la vida se soportan mejor en compañía”.

¿Cómo conseguir una vida en pareja plena? ¿Qué rasgos comunes reúnen las relaciones saludables? Navarro tiene la respuesta: “Una buena comunicación, una relación de igual a igual, confianza el uno en el otro y capacidad de ayudarse y apoyarse mutuamente. Además de estos factores, debemos añadir otros como los beneficios fisiológicos y psicológicos de la práctica habitual de sexo, de mantener momentos íntimos y la repartición de la carga de trabajo y responsabilidades”.

Por el contrario “un matrimonio tóxico puede provocar muy mala salud”, apunta el psicólogo, por lo que en el caso de no reunir las características comentadas, es aconsejable abarcar el problema y

¿Y si en San Valentín estamos solteros? ¡Quiérete a ti mismo!

Pero no todo el mundo tiene algo que celebrar hoy. ¿O sí? Dedicamos el 14 de febrero al amor hacia nuestra pareja, preparamos cenas románticas y las tiendas se llenan de corazones… ¿Pero por qué no hay un día en el calendario dedicado a celebrar el amor hacia nosotros mismos? La autoestima es, asegura Tomás Navarro, la base para que el amor hacia los otros sea sincero y seguro.

“Quererse a uno mismo es básico, es más, es fundamental”, dice Navarro. Pero no es necesariamente fácil. “Hemos recibido una educación que confunde la humildad con la sumisión, una educación que nos conduce a buscar en otra persona lo que nos falta, con lo que depositamos unas expectativas inadecuadas”, apunta el psicólogo.

“A menudo interiorizamos ‘sentencias’ que han dictado de nosotros determinadas personas como los padres, profesores, pareja, hermanos u otras personas significativas, sin tan solo someterlas a juicio o sin contrastarlas, de tal manera que las damos por ciertas cuando tan solo son opiniones”, remarca Navarro. “La mejor manera de tener una autoestima sólida es tomando el control de tu vida y ganando en independencia”.

Para ello, la receta es clara: Navarro recomienda definir unos objetivos para las diferentes áreas de nuestra vida (relaciones de pareja, familia, trabajo, amigos, deporte o tiempo libre) y trazar un plan para conseguirlos. “No confíes tu futuro a la suerte, es mejor que lo decidas tú y que te lo trabajes tú”, remarca.

Puedes ver la publicación entera en https://www.vidacaixa.es/blog/tag/tomas-navarro/

El amor de Hollande

hollande¿Hubiera dejado Hollande a su pareja si no lo hubieran pillado con otra mujer? ¿Cuánto tiempo debió estar engañando a su confiada esposa? ¿A que esperaba para decírselo?

El pasado lunes, mientras impartía un curso, compartí con mis alumnos mi intención de dedicar mi próximo artículo a la infidelidad de Hollande… Pero mi sorpresa fue máxima cuando me comentaron que de qué me extrañaba, que ser infiel era normal y que lo era mucha gente…

Ciertamente no me sorprendió el dato, lo que me sorprendió es la normalidad con la que se acepta y se tolera la mentira, el engaño deliberado de forma repetida y la falta de respeto hacia la dignidad y la integridad de una persona. Permíteme diferenciar entre engaño y acuerdo. No es lo mismo. La diferencia radica en que la persona engañada no ha tenido la oportunidad de elegir ser engañada; mientras que en un acuerdo ambas partes tienen las mismas reglas de juego.

Pero permíteme que te formule una pregunta. ¿Estás bien con tu pareja? Si la respuesta es no debes formularte otra pregunta. ¿Existe alguna posibilidad de que estés bien? Es decir, ¿Puedes reconducir la situación con tu pareja?

Y finalmente una pregunta más. ¿Qué estás haciendo para que tu relación de pareja funcione bien? ¿Qué estás haciendo cada día para alimentar tu relación de pareja? Si, cada día…