Selectivos

Las personas tóxicas pueden ser selectivas con sus víctimas; es decir, pueden ser tóxicas con algunas personas y encantadoras con otras. La madrastra de cenicienta era encantadora con sus hijas y despiadada y cruel con cenicienta. Es más, una persona tóxica puede llegar a mostrarse sumisa con algunas personas.

A menudo ocurre que dos personas describen de una manera diferente a una persona tóxica. ¿Estamos hablando de la misma persona? Pues sí, pero con una guarda las formas y con la otra es cruel; lo que dificulta su identificación y culpabiliza todavía más, si es posible, a la víctima. ¿Cuántas madres son encantadoras y bellísimas personas para todo el mundo excepto para sus hijos?

IMG_0360

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s