En Fortaleza emocional explico el caso de una persona que siempre iba a traer un dulce sin gluten a mi esposa recién diagnosticada de celiaquía pero que nunca conseguía traer nada. Si analizabas sus palabras no podía hacer nada menos que agradecerle su buena disposición e interés. Ahora bien, si analizaba los hechos, no me cabía la más mínima duda de que sus palabras no eran nada más que meras palabras, declaraciones de intenciones sin el más mínimo interés por ser cumplidas.

Te animo a que cuando percibas una contradicción entre lo que escuchas y lo que ves, prestes más atención a los hechos que a las palabras. En este vídeo te proporciono algunas claves sobre las que basé mi intervención en mi sección semanal del programa A punto con la 2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s