La enfermedad, el sufrimiento o el dolor pueden provocar que una persona pueda llegar a ser tóxica. Normalmente esta actitud tóxica suele ser intermitente coincidiendo con periodos de dolor o de crisis; pero los efectos que tienen estas conductas tóxicas en personas sensibles perduran en el tiempo. Este video nace con la intención de ayudar a todas aquellas personas que están cuidando o comparten la vida con una persona afectada por una enfermedad que le provoca crisis tóxicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s