48. dibuja tu futuroHemos perdido el norte, me comenta un cliente mientras paseamos por un bello paisaje de otoño en el Pirineo. Creo que tiene razón. La mayor parte de mis clientes son personas que quieren vivir mejor, personas que acaban de pasar una crisis o que perciben que el modelo de vida que tienen ha dejado de ser válido.

Deberíamos ser capaces de dibujar nuestro futuro, de la misma manera que lo has hecho tu, me comenta a punto de coronar el Moixeró, una discreta cumbre con una espectacular vista sobre la Cerdanya, el Berguedà y el Bages. Creo que de nuevo tiene razón. Es más, no es tan complejo. Le recomiendo que gane en perspectiva de la misma manera que acabamos de hacer nosotros, mientras andamos y hablamos.

La gente debería saber lo que me estás explicando, porque después de hablar contigo he visto que no es tan complejo dibujar tu futuro. Vuelve a tener razón, por lo que me dispongo a compartirlo aquí como un homenaje a su propuesta.

Te presento algunas claves para desarrollar tu perspectiva, mejorar la calidad de tu pensamiento, vencer tus límites y dibujar tu futuro.

Gana en flexibilidad, revisa los esquemas y los estereotipos en los que basas tus decisiones y comportamientos. Te animo a que adoptes un pensamiento más flexible huyendo de la dicotomía categórica del bueno o malo, alto o bajo. No polarices, no lo lleves al extremo, no simplifiques, no juzgues, no te precipites; tan solo observa y analiza. Adopta una actitud abierta y receptiva que te permita aprender nuevos esquemas y modelos más ajustados y completos.

Analiza lo que te ocurre libre de carga emocional, no seas hipersensible, no eres el centro del universo, todo lo que te ocurre no tiene por qué tener relación contigo. No personalices todo lo que te pasa, no magnifiques ni des más importancia a lo que no tiene importancia.

Acepta tu autenticidad, ten criterio propio y encuentra el grupo y el lugar donde encajas y donde aceptan tu idiosincrasia. No busques la aceptación de las personas que te rodean a cualquier precio, no te olvides de ti y de tus necesidades, contextualiza y relativiza lo que te ocurre y analiza las áreas en las que puedes influir y en las que no. Piensa poniendo lo que te ocurre en contexto.

Confía en ti mismo y comprueba periódicamente que puedes seguir confiando en ti mismo. Cultívate, aprende, analiza y piensa. Cuestiónate, siempre tienes algo que mejorar, desarrollar o aprender. Siempre puedes aprender, de cualquier persona. Abre los ojos y busca modelos más acertados que el tuyo y apréndelos.

No seas iluso ni temeroso, la ilusión y el miedo te hacen perder la perspectiva distorsionando la realidad en consonancia con lo que deseas o evitas que ocurra.

Desarrolla tus procesos de pensamiento, especialmente el deductivo e inductivo, huye de la asociación simple, no simplifiques, enriquece y contempla diferentes alternativas. Desarrollar la calidad de tu pensamiento te permitirá anticipar el futuro y aprender de lo que te ha ocurrido.

Desarrolla tu capacidad de análisis, ponla en práctica, analiza siempre. Despeja la duda y vence la incertidumbre de manera activa. Analiza todo, siempre. Busca el porqué de lo que te ocurre y de lo que no te ocurre. Analiza libre de distorsiones.

Focaliza tu atención, no te disperses, concéntrate en lo importante y relega a un plano secundario lo accesorio. Destina un tiempo y un espacio para cada cosa. Trabaja de manera secuencial, dedica atención plena a lo que estás haciendo. La falta de atención provoca numerosos errores.

Aprende a guardar la perspectiva, lucha por tener una forma de mirar la vida que tenga sentido para ti mismo y para las personas que te rodean. Recuerda que tu estado de ánimo determinará tu percepción, por lo que dejarás de ver la realidad tal cual es para verla en consonancia con tu estado anímico.

Te animo encarecidamente a que aprendas a pensar con perspectiva. De tus percepciones nacerán ideas. Algunas de ellas actuarán como auténticos motores impulsores a la acción mientras que otras te frenarán y paralizarán. Algunas tendrán una base sólida y creíble, otras estarán basadas en el miedo, la inseguridad o el interés de otra persona. Si guardas la perspectiva podrás identificarlas y discernirlas adecuadamente.

Citando a Henry David Thoreau, nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo. Está a tiempo de dibujar tu futuro y tus objetivos para este 2015, hazlo, porqué quien no tiene un destino, no tiene un camino; y quien no tiene un camino vaga guiado por el azar y las circunstancias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s