36. volver a empezar¡Bienvenidos de nuevo! Empieza un nuevo ciclo. Termina otro. ¿Dónde vas a enfocar tu atención? ¿En el que termina o en el que empieza?

Si me permites un consejo, yo siempre soy partidario, puestos a escoger, a mirar hacia delante. Es más, te animo a que adoptes una actitud oportunista que te permita aprovechar la oportunidad que tienes para definir esta nueva etapa acorde con tus deseos e intereses.

¿Cómo va a ser esta nueva etapa? ¿Cómo va a ser tu futuro? Pues en realidad no lo sabes, no tienes ni idea. Nadie lo sabe, porque nadie puede saber de lo que es capaz sin antes haberlo llevado a la práctica. Eres un compendio de virtudes que están esperando la oportunidad para mostrarse y desarrollar todo su potencial. Sí, es cierto, no exagero lo más mínimo. Que no seas consciente de tu potencial no significa que te tengas que sentir pequeño o pequeña. Es más, posiblemente a alguien le interese que te sientas inseguro.

Si me aceptas un nuevo consejo te diré que no esperes a que llegue esta oportunidad, mejor búscala, créala y disfrútala. Visualiza un futuro ilusionador. Reconoce tu valor intrínseco, acéptalo y diseña un escenario en el que se pueda mostrar. Busca la mejor versión de ti mismo y permite al mundo que disfrute de tus talentos.

Hoy he tenido noticias de mi amiga Anna. Anna es una informática que disfrutaba caminando entre las montañas. Se pasaba los días frente a una pantalla de ordenador esperando a que llegara el fin de semana para salir al monte. Pero un buen día, hace un par o tres de años, posiblemente en septiembre, Anna decidió dar el primer paso hacía un futuro en el que podía mostrar su mejor versión. Hoy, a principios de septiembre, trabaja como guía profesional de montaña, se ha pasado un verano de fábula guiando a grupos por el Cáucaso y en unos días se va al Nepal.

No le ha sido fácil, tampoco complicado. No le han regalado nada, no ha tenido suerte, no tiene contactos, tan solo ha ido trabajando con constancia. La historia de Anna no es una historia de éxito, es una historia de valentía y perseverancia. Tampoco es una historia excepcional, podría llenar páginas y páginas de historias similares. El principal mérito de Anna es que ha sido valiente y que ha dado el primer paso.

¿A qué esperas para imitar a Anna? Confía en que puedes hacerlo y transforma la confianza en un plan, en objetivos y en un esfuerzo bien dirigido.

Enfócate en positivo, genera posibilidades, ten fe en ti. Tener fe en ti no es nada más que creer en ti y en tus capacidades a pesar de que no tengas ninguna certeza que lo corrobore. Posiblemente no se haya dado la ocasión de que puedas mostrar todo de lo que eres capaz.

Tienes muchas mas capacidades de las que imaginas, pero recuerda que no se pondrán en marcha hasta que no las necesites. Enfócate en hacer lo que sabes hacer tan perfectamente como sea posible y el resto vendrá solo.

Empieza septiembre con ilusión y con una libreta nueva en la que trazarás un plan para que sea el último septiembre que te de pereza volver al trabajo. ¿Todavía no la tienes? ¡Corre a comprarla! Y no olvides también comprar rotuladores de colores. ¿O quieres que tu nueva etapa sea en blanco y negro?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s