psicología y bienestar

“—No llores, Sokei —le dijo Chojiro.

La cerámica y la vida pueden romperse en mil pedazos, pero no por ello tenemos que dejar de vivir la vida intensamente, de trabajarla intensamente y de depositar en ella todas nuestras esperanzas e ilusiones. Lejos de evitar vivir, tenemos que aprender a recomponernos después de una adversidad.

Sokei, recoge los trozos, ha llegado el momento de recomponer tus ilusiones”

Kintsukuroi –  Tomas Navarro